Para qué sirve el sistema inmunológico

images (11)

El cuerpo es constantemente atacado por microorganismos extraños, que si consiguen penetrar e instalarse en él pueden causar enfermedades infecciosas. Diferentes partes del cuerpo se encargan de protegerlo de la amenaza de estos microorganismos.

Órganos del sistema inmunológico

La piel. Actúa como órgano de protección contra las infecciones. Es una barrera contra los agentes que están en contacto con el cuerpo. El sudor ayuda  a eliminarlos, pero en el organismo existen una serie de orificios (ojos, boca, ano, etc.) que pueden facilitarles la entrada. Estos orificios están protegidos por unas sustancias que ellos mismos segregan (lágrimas, mucus, etc.) impidiendo la entrada a los extraños y arrastrándolos hacia el exterior.

El sistema circulatorio. La sangre está compuesta de plasma y de células como los glóbulos rojos (encargados del transportar oxigeno desde los bronquios hasta las células), los glóbulos blancos (encargados de la defensa del cuerpo, se alimentan de bacterias y células muertas) y las plaquetas (ayudan a cicatrizar las heridas).

Sistema linfático. La circulación linfática se realiza a través de los vasos linfáticos, y a lo largo de estos vasos se distribuyen ganglios que producen los glóbulos blancos encargados de limpiar la linfa de partículas extrañas y microorganismos.

El bazo. En el bazo se producen los glóbulos blancos y se destruyen los glóbulos rojos viejos.

Las vacunas. La inmunidad hacia una enfermedad puede adquirirse de forma natural, superando la enfermedad una primera vez, o mediante vacunas. Las vacunas se utilizan cuando no se tiene la enfermedad. Se inoculan en el interior del cuerpo microorganismos (muertos o muy débiles, para que no puedan desarrollarse) responsables de la enfermedad. Esto provoca la producción de anticuerpos.

Cuando se produce una herida todos los microorganismos cercanos penetran en el cuerpo y se desencadena una reacción inflamatoria. Hay una dilatación de los vasos sanguíneos de la zona afectada, lo que provoca mayor afluencia de sangre, y que la zona se enrojezca y aumente su temperatura.

Add a Comment